Imagen: facebook/chinanews

China tiene una nueva atracción de infarto, un enorme tobogán de vidrio que baja por el ‘Río Amarillo’ que se encuentra en el área rural de la ciudad de Yucheng.

Imagen: facebook/chinanews

Este país asiático es bien conocido por llevar las cosas al extremo, cuando hicieron el tobogán de la gran muralla nadie se imaginó que podrían superarlo, pero así fue. Esta nueva atracción tiene una altura de 500 metros y 100 metros de largo además toda la estructura está hecha en vidrio por lo que puedes ver al vacío durante todo el recorrido.

Imagen: facebook/chinanews

El gran tobogán abrió sus puertas el pasado 19 de mayo y estará dos meses en periodo de prueba para poder garantizar la seguridad de los visitantes.

Imagen: facebook/chinanews

Una atracción que solo está permitida para quienes no sufran del corazón