Imagen: elblogverde.com

El kiri, también conocido como “árbol emperatriz”, proviene de China y es la planta que más combate el cambio climático pues absorbe 10 veces más CO2 y produce más O2 que cualquier otra especie en el mundo, además es el árbol de más rápido crecimiento que existe.

Imagen: elblogverde.com

Es tan resistente que puede incluso crecer en el desierto y en terrenos áridos, gracias a su profundas raíces ayuda a que los suelos retengan más agua por eso puede vivir incluso en suelos infértiles.

Es una planta impresionante, se caracteriza por tener grandes hojas que pueden llegar a tener hasta 40 cm de ancho, es muy resistente a las plagas y a las enfermedades, e incluso, es capaz de sobrevivir al fuego y de regenerar sus raíces después de serios daños.

Imagen: elblogverde.com

Es la mejor alternativa para curar todos los destrozos que le hemos causado a la tierra.