bandera-nueva-zelanda
Imagen: culturacolectiva.com

nueva-bandera-nueva-zelanda
Imagen: wikipedia.org

Así como el himno, la bandera es el máximo símbolo de representación de un país o nación. Desde la Edad Media, hasta los tiempos que corren, han sido cientos los pueblos que organizados en feudos, estados o principados, han marchado a la guerra o festejado en un mundial de fútbol con sus respectivas enseñas y/o estandartes. Pero, ¿qué pasa cuando este emblema no representa a una nación? ¿Qué pasa cuando esta insignia es todo menos la bandera de un país?

Pues bien, esta misma pregunta se hicieron en Nueva Zelanda; una nación de casi cinco millones de habitantes, que al igual que su vecina Australia, ha mantenido como bandera desde su independencia la tradicional y muy famosa Union Jack, máximo símbolo de la época colonial británica. Sin embargo, y a pesar de la oposición de algunos sectores, Nueva Zelanda estrenará en marzo de 2016 una nueva bandera cuando en los próximos días se celebre un plebiscito que defina la enseña que reemplazará a la vieja tela azul de estrellas rojas que actualmente oficia como bandera.

bandera-nueva-zelanda
Imagen: nacion.com

“Nuestra bandera es el símbolo más importante de nuestra identidad nacional y creo que este es el momento adecuado para que los neozelandeses consideren cambiar el diseño por algo que refleje mejor nuestro estatus como nación moderna e independiente”, afirma John Key, primer ministro neozelandés y principal promotor de esta iniciativa, que ya cuenta con los cuatros diseños finalistas elegidos por un panel de expertos entre las más de diez mil propuestas presentadas anteriormente.

Entre los diseños seleccionados, destacan referencias a la ancestral cultura maorí, como la constelación Matariki (también conocida como Pléyades), así como la forma en espiral que toman los tallos de los helechos neozelandeses al brotar, símbolo que representa actualmente al equipo nacional de rugby, All Blacks.

nueva-zelanda-bandera
Imagen: banderasvdk.com

Sea cual sea el resultado de la votación, lo cierto es que el próximo año Nueza Zelanda se convertirá en el primer país del mundo en acudir a las urnas para elegir, no a un político, sino a una bandera.

¿Cambiarías la bandera de tu país?