traveler
Image - objetivobienestar.com

En la vida hay varias crisis. La de la adolescencia, la de los 20, la de los 30, los 40 y así. Cada quien justifica, de acuerdo a su edad y su momento, cada tensión o estrés momentáneo, ya sea físico, mental o emocional.

Sea ésta una sensación pasajera o un problema mucho más serio, lo cierto es que nada, absolutamente nada despeja tanto la mente y el corazón, como viajar. Y es que está más que comprobado que viajar nos ayuda a encontrarnos como personas y, al mismo tiempo, nos permite abrirnos al mundo para conocer otras culturas y nuevos paisajes.

Algunos tienen la valentía de dejarlo todo y otros, simplemente, no se atreven por miedo a abandonar sus responsabilidades y compromisos. ¿Cual de ellos eres tu ?

¡Atrévete! Viaja.